Música


PIOTR ILICH TCHAIKOVSKY

PRODUCCIÓN


VLADIMIR BEGICHEV & VASILY GELTZER

Coreografía


LEV IVANOV &
MARIUS PETIPA

Director


TIMUR FAYZIEV

VER GALERÍA DE IMÁGENES
DESCARGA DOCUMENTO PDF

PRIMER ACTO
El jardín del castillo del príncipe Sigfrido

Es el vigésimo primer cumpleaños de Sigfrido, y el joven príncipe está celebrando una fiesta en el jardín de su palacio con jóvenes de su corte y extranjeros.

El ambiente de fiesta es perturbado por la entrada de la Reina y sus damas de honor. Sigfrido se altera cuando su madre le ordena que: Mañana por la noche, su cumpleaños se celebrará con un baile en la corte, y allí, entre las más hermosas damas de la comarca, debe escoger a su futura esposa

El Bufón, intenta restaurar el espíritu de la feliz ocasión y anima al príncipe formando una partida de caza.

Seguir leyendo

SEGUNDO ACTO
La orilla del lago

El príncipe, preparado para la caza, camina hacia los cisnes, en ese momento, entra en el claro la más hermosa mujer que nunca ha visto.

Sorprendentemente, la joven parece ser a la vez cisne y mujer, su hermosa cara está enmarcada por plumas de cisne. El príncipe se acerca, rogándole que no se marche volando y ante su miedo el príncipe le indica que la protegerá. La Reina de los Cisnes se llama Odette. Ella le explica que ese lago fue formado con las lágrimas de su madre porque un hechicero malvado, Von Rotbart, convirtió a su hija en la Reina Cisne. Ella y su corte seguirán siendo cisnes, excepto entre la media noche y el amanecer, que es cuando asumen su forma humana. Este malificio terminará cuando un hombre valiente y leal se case con ella. El príncipe le dice que debe ir la próxima noche al baile de palacio ya que debe escoger a su novia y le promete que se casará con ella. Justo en este momento, el mago aparece a la orilla del lago, haciéndole señas amenazadoras para que Odette vuelva a él. Cuando los amantes han dejado el claro, todos los cisnes en su forma humana entran bailando desde la orilla del lago.

TERCER ACTO
El gran salón del castillo del príncipe

Sigrido En la fiesta formal del cumpleaños del principe, embajadores y bellas princesas de tierras lejanas han llegado a rendir tributo al príncipe. Sigfrido, que piensa sólo en su encuentro con Odette, baila de forma automática e indiferente con las hermosas princesas. Sin previo aviso, un caballero entra con su hija que es la viva imagen de su querida Odette. Se trata de Von Rotbart, que se ha transformado a sí mismo y a su hija para engañar al Príncipe y que éste rompa la promesa hecha a Odette de que nunca amará a otra.

Odile ha logrado engatusar a Sigfrido quien piensa que no es otra que Odette. Mientras bailan los dos jóvenes, Odette se deja ver en la distancia y hace señales a Sigfrido para que entienda el engaño. Luego, Sigfrido se aproxima a Von Rotbart y pide la mano de Odile y éste da su consentimiento.En ese momento, la sala de baile se oscurece. Van Rotbart y Odile de pie ante el príncipe en triunfo final. Sigfrido no puede soportar sus risas odiosas y crueles, y se vuelve para ver en la distancia la tierna figura de Odette temblando entre sollozos.

CUARTO ACTO
La orilla del lago

Cuando Odette aparece llorando, las doncellas cisne intentan consolarla explicándole que el principe desconocía el plan de Von Rotbart. Sigfrido entra corriendo en el claro buscando a Odette entre los cisnes. La toma entre sus brazos, pidiéndole que le perdone y jurándole su amor infinito. Odette le perdona pero le dice que no sirve para nada, pues su perdón se corresponde con su muerte. Cuando aparece Von Rotbart, Sigfrido le desafía, quien tras la lucha, es vencido por la fuerza del amor del príncipe a Odette. La muerte de Von Rotbart libera a Odette de su hechizo.

Mostrar menos