Música


PIOTR ILICH TCHAIKOVSKY

LIBRETO


A. Vsevolojsky

Coreografía


MARIUS PETIPA

Director


TIMUR FAYZIEV

VER GALERÍA DE IMÁGENES
DESCARGA DOCUMENTO PDF

SUITE

La Bella Durmiente es una de las grandes partituras para ballet (junto con “El Lago de los Cisnes” y “Cascanueces”) compuestas por Tchaikovski. Data de 1890 y corresponde por tanto a un romanticismo tardío. Pero aunque ese romanticismo se rompa en el cuento de Perrault en el que se basa, queda compensado con una música inspirada y luminosa y con una coreografía, la de Marius Petipa, que logró un modelo insuperado y una obra maestra del ballet clásico, con pasajes antológicos marcando las escenas claves de la acción y con, libre ya de todo pretexto narrativo, una verdadera exhibición académica en el divertissement final.

SINOPSIS

En la corte del Rey Florestano XXIV ha nacido la princesa Aurora; se celebra el bautismo de la niña, y a los festejos que el rey ha preparado para celebrar el acontecimiento han sido invitadas seis hadas buenas. Cada una de ellas ofrece a la niña un don.

Pero… el maestro de ceremonias Catalabutte ha olvidado invitar al hada Carabosse, que es una bruja y, por lo tanto, malvada.

Seguir leyendo

Carabosse está ofendida: llega amenazadora y lanza sobre la pequeña Aurora una maldición: se pinchará la mano con un huso y morirá. En vano todos intentan aplacar la ira del hada mala. El hada madrina, Lila, modifica entonces el encantamiento: Aurora no morirá, sino que caerá en un sueño profundo del cual despertará al recibir un beso de amor. Pasan los años, Aurora se transforma en una bella muchacha feliz y buena que ignora su inevitable destino. Sus padres destruyeron hace años todos los husos que existían en el reino, pensado que de esta manera habían alejado la amenaza. Festejada al cumplir los dieciséis años, Aurora debe elegir un esposo entre cuatro gallardos príncipes llegados de los cuatro puntos cardinales. Durante la fiesta cuando nadie se lo espera, aparece una anciana (que no es otra que la bruja Carabosse) que entrega a la princesa un objeto que ella no había visto nunca y que para ella es totalmente desconocido: se trata del huso fatal. La maldición se cumple y el huso pincha la mano de la muchacha, que pierde el sentido. El hada Lila interviene: hace crecer un mágico bosque alrededor del palacio, y todos los que están en su interior se duermen alrededor del lecho en el cual yace Aurora. Pasan cien años, o quizás doscientos, no importan los que sean. Un día llega al bosque con su sequito un joven y apuesto príncipe, Desiré. El hada Lila evoca ante él la visión de la bella Aurora, de la cual se enamora rápidamente. En vano Carabosse trata de oponerse a su enemiga. Desiré es conducido al palacio durmiente, besa a Aurora y la despierta. LA corte revive y la alegría triunfa. De esta forma se llega a la fiesta de las bodas. Aurora y Desiré se unen para siempre, el mal ha sido erradicado y se desarrollan danzas inspiradas en cuentos famosos: “Caperucita Roja”, “El gato con botas”, “El pájaro azul”.

Las características más notables de este ballet son su desarrollo en distintas épocas y la cantidad de fragmentos importantes que posee. Además de la presencia de los dos protagonistas, es relevante la intervención del hada buena y de la mala.

I ESCENA

La sala principal del castillo del Rey Florestán, allí se celebra el bautismo de la princesa Aurora. Las hadas buenas y la madrina de la princesa han llevado sus regalos a la cuna de la recién nacida. En plena fiesta todos oyeron el ruido, las cortesanas anuncian la llegada del hada dañina Carabosse a la que el maestro de ceremonias ha olvidado invitar, temblando él se acerca al Rey y a la Reina, todos están muy preocupados porque está falta puede provocar muchas desgracias en el destino de la princesa. Aparece Carabosse, el Rey y la Reina ruegan a Carabosse perdonarles el error del maestro de ceremonias.
Las hadas buenas también le ruegan perdonar esta equivocación, Carabosse ríe maliciosamente y dice que, gracias a las hadas buenas Aurora será la más bonita y la más inteligente de todas las princesas que hay en el mundo y Carabosse no puede privarla de estos rasgos. Para que su felicidad nunca termine al pincharse dormirá para siempre. Todos se quedan perplejos al oírlo, sale adelante el hada Lila y dice que Aurora no dormirá toda una eternidad, unos cien años, llegará un día cuando la despertará el beso de un príncipe y se hará su esposa, Carabosse huye y las hadas buenas se acercan a la cuna.

II ESCENA

En la misma sala pero después de dieciséis años, EL Rey y la Reina son muy felices, porque la predicción de Carabosse no se ha cumplido, la pequeña Aurora se ha convertido en una princesa muy bella, cuatro príncipes admiran la belleza de Aurora, esta se divierte bailando, de repente aparece una vieja que regala a la princesa un ramo de flores donde está escondida la aguja, la princesa sigue bailando con las flores en las manos y se pincha, se pone muy asustada y se cae al suelo, la vieja se quita la capa y resulta que es el hada Carabosse, esta se ríe viendo al Rey a la Reina desesperados y se esfuma, en este momento aparece el hada Lila, ella consuela a los padres de Aurora y dice que su hija dormirá cien años, pero ellos dormirán junto a ella y al despertarse ella, despertaran todos, todos se duermen.

III ESCENA

Por el bosque pasea el príncipe, Desiré, admira lo bello y lo misterioso de la naturaleza que le rodea, se encuentra con el hada Lila que le muestra la imagen de Aurora, el príncipe se queda sorprendido por su belleza, él pide al hada que le lleve al castillo.

IV ESCENA (2º ACTO)

El príncipe encuentra al hada Carabose que trata de impedirle conocer a Aurora, Desiré le hace huir, al ver al Rey, a la Reina y a la princesa, Desiré se acerca a la princesa y la despierta con un beso, se despiertan también el Rey y la Reina y el embrujo desaparece. El príncipe pide al Rey la mano de Aurora y el Rey une las manos de los jóvenes.

V ESCENA

Las Bodas

A la fiesta asisten los protagonistas de diferentes cuentos, el gato, la gata, caperucita roja, el lobo gris, la princesa Florida, el pájaro azul, Cenicienta y el príncipe.

Mostrar menos